¿Qué es ser un estudiante en línea? 

“Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas.” Paulo Freire

Hoy en día el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han venido a transformar la forma en como interactuamos, pero sobretodo, la manera en como aprendemos; ejemplo de ello, es la creación de escuelas virtuales, en las que podemos seguir con nuestros estudios desde la comodidad de casa, o bien desde nuestro lugar de trabajo u otro. Sin embargo, esta modalidad de estudios presenta nuevos retos y desafíos para todo aquel que aspire a convertirse en un estudiante en línea.

Antes de abordar las características y retos que conlleva ser un estudiante en línea, es importante hacer una pausa, para mencionar brevemente las etapas y evolución de la modalidad abierta y a distancia, esto, con la finalidad de que te resulte fácil familiarizarte con el rol que se deberás asumir en esta modalidad.

En un entorno virtual no hay lugar para un aprendizaje pasivo y dirigido, el cual se caracteriza por la sumisión del alumno ante el conocimiento absoluto e inapelable del profesor; sino que, tendra que convertirte en un agente activo de su propio aprendizaje. La etapa 4. Enseñanza colaborativa basada en Internet, da lugar al surgimiento de la educación en línea, la cual propicia un cambio sustancial, dejar de ser alumnos para convertirse en estudiantes; respecto a este cambio de rol Bautista, Borges & Forés (2006) mencionan que los estudiantes, mantienen pautas de funcionamiento fundamentadas en la autonomía y la madurez, mientras que el alumno tradicional es dependiente de la acción e instrucciones del docente.

Es importante, no perder de vista que “La educación a distancia se basa en un diálogo didáctico mediado entre docentes de una institución y los estudiantes que, ubicados en espacio diferente al de aquellos, aprenden de forma independiente o grupal.” (García Aretio, 2014, pág. 19).

Características

Actitud proactiva. El estudiante debe considerar que dispone de un amplio margen de libertad y autonomía, que le permitirá tomar decisiones respecto a su propio aprendizaje y desempeño, sin perder de vista su objetivo planteado.

Compromiso con el propio aprendizaje. Debe asumir que es responsable de su aprendizaje, pues se convierte en un agente activo y autogestor.

Conciencia de las actitudes, destrezas, habilidades y estrategias propias. Estas las va a seguir desarrollando y aplicando para aprender a aprender. Debera generar y potencializar estrategias que le faciliten la recepción y el análisis de la información, las cuales le permitan acceder a la información en cualquier momento, en cualquier lugar, de cualquier forma, y lo más importante, al ritmo que  decida.

Actitud para trabajar en entornos colaborativos. En la educación en línea, el estudiante tiene la oportunidad de conocer a diferentes personas, lugares, estrategias de estudio, e historias de vida, de las cuales podra aprender, por lo tanto es importante que no pierda de vista que el aprendizaje entre pares enriquece su propio proceso cognitivo y de desarrollo.

Metas propias. Debe establecer metas más allá de la superación de asignaturas o cursos, y buscar siempre alternativas de solución en caso de tener inconvenientes y evitar esperar a que llegué por sí sola la solución. Es importante que no pierda de vista que en esta modalidad los límites, los pones el.

Aprendizaje autónomo y Autogestivo. Debe generar destrezas relacionadas con la comunicación, la búsqueda, la selección, la producción, la difusión de la información y el conocimiento.

Retos

Dejar atrás el aprendizaje dirigido. El estudiante tendra que aprender a ser autogestivo, autocrítico y reflexivo, recordar que la decisión respecto a su propio aprendizaje y desempeño, depende primordialmente de él y de la administración de su tiempo.

Evitar memorizar y repetir el conocimiento. El estudiqnte más bien debe analízar, procesar, apropiarse y proyectar el mismo.

Dejar atrás los entornos competitivos. El estudiante no debe olvidar que el trabajo colaborativo no solo enriquece su  conocimiento, sino que también fortalece su aprender a aprender.

Gestión y administración del tiempo. Debera crear una agenda de  actividades, que le permita programar todas las actividades (escolares, personales, laborales, etcétera) que debe realizar, esto le permitirá administrar tus tiempos

Destrezas comunicativas. Debera potencializar sus habilidades de lectura y escritura. Recordar evitar el uso excesivo de mayúsculas, que en un ambiente en línea se consideran Netiquetas, las cuales significan gritar.

Quizá, el desafío más grande al que se enfrentara como estudiante en línea será convertirte en todo un alfabeta digital. Es decir, “conocer cuando hay una necesidad de información; identificar las necesidades de la información; trabajar con diversas fuentes y códigos de información; saber manejar la sobrecarga de información y discriminar la calidad de las fuente de información; organizar la información; usar la información eficazmente; y saber comunicar la información encontrada a otros.”(Cabero Almenara & Llorente Cejudo, 2008, pág. 13). Hay que tener en cuenta  que se trata de navegar en la red y no naufragar en ella.

MITOS

Es momento de mencionar algunos mitos realacionados con la educación en línea:

Es fácil y sencillo estudiar en línea, solo hay que estar en la computadora y ya.

No hay que leer nada, basta con copiar y pegar la información que encuentre en la red.

Como no me conocen (físicamente), puedo dejar de estudiar en cualquier momento.

En contraparte con el primer mito, hay quienes creen que estudiar en línea es difícil y muy complicado debido a que deben ser un experto en la tecnología. Sin embargo, conforme el estudiante vaya avanzando en la modalidad abierta y a distancia, se ira dando cuenta que estos mitos son totalmente falsos, ya que ser un estudiante en línea no es fácil ni difícil, basta, con aplicar estrategias y acciones que le permitan autogestionar su aprendizaje, asimismo, resulta fundamental crear un compromiso consigomismo  y con su aprendizaje, así como desarrollar su comprensión lectora, puesto que el entender lo que lee le evitará frustaciones y pérdidas de tiempo.

Ya identificados los elementos primordiales para enfrentarse a esta modalidad, y lo que implica ser un estudiante en línea, solo resta esforzarse y tener confianza siempre en lo que se realiza.

El estudiante debe recuerdar que el verdadero aprendizaje no se basa en consumir ideas o información, sino en apropiarse del conocimiento. Nunca olvidar que cuenta con las habilidades y destrezas necesarias para triunfar en esta modalidad.